El sueño copero del Atlético Porcuna acaba en Lebrija

Los dos equipos juntos al empezar | CD Antoniano

Pedro Expósito.- No pudo ser. El Atlético Porcuna tendrá que esperar a otra edición de la Copa del Rey para poder avanzar de ronda. La historia dio la espalda al equipo de Fernando Campos que cayó derrotado en el Estadio Municipal de Lebrija. Los rojiblancos no fueron capaces de revertir una primera parte donde el CD Antoniano conseguiría los dos goles con los que superaría a los jiennenses.

Emilio, Fernando, Sergio Pérez, Troyano, Nieto, Iniesta, Chiqui, Nico, Eu, Luismi y Kiko fueron los elegidos por Fernando Campos para esta cita con la historia, once futbolistas que lo dieron todo pero que, junto a los suplentes que entraron y los jugadores que no pudieron salir desde el banquillos, no tuvieron la suerte de su lado.

Capitanes y colegiados | Atlético Porcuna

La primera mitad sería una montaña rusa para un Porcuna que desde el principio buscaría puerta, pero que solo a balón parado, desde las esquinas, lograba crear cierto peligro. Se veía más asentado el CD Antoniano, adaptado a la perfección a su hábitat y sabiendo por dónde y cómo podía hacerle daño a su rival.

La banda derecha, donde destacó un inconmensurable Brando que penetraba en la defensa porcunense como un cuchillo en mantequilla, fue la zona elegida por el equipo sevillano para tratar de buscar la portería de los jiennense y por ahí llegó el primero de los tantos de la primera mitad.

Brando pegaba duro, en lo que en principio parecía un centro, Emilio despejaba muy centrado y el balón le caía como un caramelo a Alberto para establecer el uno a cero. En el crono se habían consumido solo doce minutos de juego.

Delirio en la grada, desazón en el Porcuna, que en la siguiente jugada de peligro local veía como su portero se libraba de más castigo, recibía una amarilla, en una jugada en la que tuvo que salir del área para cortar una contra. El mismo Emilio sería el protagonista en la jugada resultante de esa amarilla, al salvar una acción de gol claro del Antoniano.

El Atlético Porcuna seguía muy vivo y durante unos minutos mostró un buen nivel, incluso disfrutó de una gran acción en la que pudo empatar, pero el balón lo iba a salvar Andrés, el guardameta de los sevillanos. De ese uno a uno se iba a pasar al dos a cero, un gran gol de Pepelu que iba a rematar de cabeza otro gran servicio desde la banda derecha que llevaba la firma de Brando.

La afición jiennense estuvo a la altura | Atlético Porcuna

Corría el minuto veinticuatro de juego y el Atlético Porcuna estaba recibiendo un castigo tal vez mayor del que mereciera. Los de Fernando Campos ahora si se mostraron un tanto tocados por el segundo golpe de los lebrijanos, siendo Emilio de nuevo el más destacado de los rojiblanco – en esta ocasión vestidos de azul y naranja al ser visitantes – salvado un mano a mano a la media hora tras una gran combinación del Antoniano.

El CD Antoniano bajó el ritmo pero controló a la perfección el partido hasta los minutos finales del primer acto, en los que el Atlético Porcuna volvió a despertar, trataba de asociarse y por momento lo conseguía aun sin hacer el daño necesario para crear dudas en los sevillanos.

Eso sí, a balón parado demostró el equipo jiennense estar muy bien trabajado por Campos, llegando su mejor ocasión en una falta botada por Luismi que Nieto recogía en el área y solo ante Andrés no pudo precisar para recortar distancias. Así se iba a llegar al descanso.

Se esperaba una reacción del Atlético Porcuna en la segunda mitad pero lo cierto es que fue Ranchero, a los cinco minutos, el que probaba primero al meta Emilio, sin lugar a dudas el mejor de los suyos. Pasaban los minutos sin excesivo ritmo, tampoco sin dominador claro y sin especiales ocasiones de gol.

Si acaso podemos contabilizar una de Luismi, a pase de Chiqui dentro del área, donde se volvió a lucir Andrés. Destacaban los porteros siendo Emilio el siguiente en mostrar su gran nivel mandando a córner una falta centrada rematada de cabeza por Zequi.

No sufría el Antoniano, que tampoco es que controlara el juego, sin embargo se esperaba más de un Porcuna voluntarioso pero que no era capaz de llegar con peligro a la meta de los sevillanos. Luismi, en alguna ocasión aislada, era el más activo de los porcunenses.

Llegaban los primeros cambios en el Porcuna, también en el conjunto de Lebrija, algo que no benefició al ritmo, ya bastante más bajo de por sí que en la primera mitad. Sin juego, sin ocasiones y con un juego trabado el Antoniano veía cada vez más cerca su objetivo, ayudando la expulsión de Luismi, al ver la segunda amarilla en el setenta y seis.

Impotente el Atlético Porcuna, se iba a terminar de cargar de tarjetas, algo que también iba a beneficiar a un CD Antoniano que saboreaba la gesta con la yema de las manos. Las constantes interrupciones llevaban en volandas a la siguiente ronda a los lebrijanos que sabrían gestionar muy bien los últimos minutos, incluso pudiendo ampliar la renta con un tercer gol que no llegó.

Explosión de júbilo entre la afición del CD Antoniano, que se verá las caras contra un Primera División en la siguiente ronda, el próximo 18 de diciembre, y decepción y tristeza en la expedición de un Atlético Porcuna tras una semana muy dura en la que apenas si pudo preparar este partido.

Advertisements
Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.