Fútbol modesto: Renovarse o morir

Pedro Expósito.- Me siento obligado a hacer esto. Hoy he recibido una noticia desagradable por el trasfondo más que por lo sucedido. No deja de ser que un informador deja de hacerlo en un equipo modesto. Ya sabéis que es donde mejor me manejo.

Campo de AlberoPues bien lo hace por falta de compromiso de su club, por no querer crecer, por no facilitar su labor – por supuesto gratuita – y por no compartir que se informe ajustándose a la realidad sino que se pretende que se cuente lo que interesa nada más.

No me ajusto a eso ni lo comparto ni lo voy a hacer. Lo haré mejor, peor o incluso no lo haré antes de ser partidista o de escribir a sabiendas de que lo que redacto es falso u obedece solo a intereses personales o de una directiva.

Mi labor, como la que hacía mi compañero en otro pueblo, es altruista y beneficia más que perjudica. Gracias a medios como Palabra de Fútbol, Jaén en Juego, El Deporte de Jaén y cosas así el fútbol más modesto está llegando a toda la provincia con una rapidez que a veces es pasmosa. Pero eso no interesa a una directiva cuando el tema es despedir a alguien o pasa algo feo o desagradable donde la imagen del club quede un poquito perjudicada. Es fútbol, todos sabemos de fútbol, y es entendible que todo no es “Yupilandia” y bonito porque sea un juego.

Yo me bajo del carro de los que pretenden hacernos sentir culpables por contar que tal o cual equipo ha hecho un partido. Nuestra labor y nuestro compromiso con quien nos lee – cada día más gente y por eso gracias – es el de informar y mire usted si alguien, por ejemplo, le pega un puñetazo a alguien en un campo de fútbol eso se va a publicar porque hay que denunciarlo y no taparlo. Es solo un ejemplo.

Y ya que he escrito un tostón también me gustaría decir que este “despido” de este compañero solo es una muestra más de falta de seriedad en este fútbol. Luego quieren que llenemos el campo, compremos papeletas, ayudemos, bebamos en sus bares pero no se preocupan en cuidar la información y enganchar al aficionado o de facilitar la tarea a los que damos LA PROMOCIÓN QUE NO DA LA FEDERACIÓN JIENNENSE DE FÚTBOL.

Mientras la cultura sea del albero, el fútbol del pueblo solo le va a interesar a los cuatro gatos que van al campo por mera costumbre. Los partidos también los gana la afición, le guste o no le guste a determinadas personas que solo ven en la grada dinero para salvar la semana. Todos ganamos con información de calidad y fiable.

La única manera de que se tome en serio el fútbol modesto es que se tomen los propios directivos en serio su labor. Y sí, es gratuita y son dolores de cabeza, pero es que para tener algo grande, duradero y de verdad hay que empezar así y hacer masa. Lo que no se puede es vivir de la cal, el albero y el chiringuito. Renovarse o morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *